PedaResi Sport | Salud Mental en el Deporte
16589
post-template-default,single,single-post,postid-16589,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Salud Mental en el Deporte

Salud Mental en el Deporte

Siguiendo con el artículo “el valor de la constancia”, se observa en estos días tras las olimpiadas Tokyo 2021, que deportistas de alto rendimiento, y profesionales de distintas disciplinas sufren problemas de salud mental. ¿Por qué ocurre esto? ¿Es algo normal sufrirlo? ¿Cómo se puede combatir este problema que cada día está presente en nuestros y nuestras deportistas? 

Pongamos varios testimonios:

Simone Biles: gimnasta estadounidense.

“Después de mi actuación, no quise continuar”, ha dicho Biles conteniendo las lágrimas. 

“Desde que entro al tapiz, estoy yo sola, confrontando los demonios en mi cabeza”.

 

Raven Saunders: lanzadora de peso.

“Eran las presiones y el estrés y todas estas cosas obligatorias que tenías que hacer y los lugares en los que tenías que estar que a mí me parecían inútiles, porque yo estaba allí para hacer lanzamiento de peso”.

 

Andrés Iniesta: futbolista.

“Poco a poco vas sintiendo que no eres tú, que no disfrutas de las cosas, que las personas que te rodean son como si fuesen de más. No tienes sentimientos, no tienes pasión”.

“Me sentía vacío por dentro. Tuve un periodo muy difícil, pero gracias a los especialistas pude salir adelante”.

 

Álex Abrines: jugador de baloncesto.

Reconoce la situación de presión y ansiedad que sentía cada vez que se acercaba a una pista de baloncesto, razón que le llevó a pedir ayuda a profesionales.

 “Vernos era poco menos que una obligación”. No sé lo que me pasó”, ha confesado él en varias ocasiones, “simplemente, perdí la ilusión y las ganas de jugar”. Una ilusión que recuperó gracias a la ayuda de los especialistas.

Rafa Muñoz: nadador.

Nadie me había preparado ni para gestionar el éxito ni la retirada”. 

Rafa Muñoz cogió en esos cinco meses de depresión muchos kilos hasta pasar el centenar en las básculas. “Fueron cinco meses de mi vida los que bebí, pero no he vuelto. Intenté suicidarme dos veces. Vivo en un quinto, con eso te lo digo todo”.

 

Michael Phelps: nadador.

Máximo medallista olímpico de la historia (23 oros olímpicos) ha confesado que “en 2014 había momentos en los que no quería vivir“. 

Soy alguien que ha pasado por al menos tres o cuatro períodos de depresión fuerte después de los Juegos y llegué a poner mi vida en peligro”.

En mi carrera muchas personas dudaron de lo que hacía, dudaron de mí y eso era algo que me motivaba. Cuando miro hacia atrás, veo las metas que tenía y eso hizo que mi éxito fuera posible”

Naomi Osaka: tenista.

Número 2 del mundo en tenis, Naomi Osaka, abandonó en junio pasado el torneo de Roland Garros por una depresión, fruto del estrés y la ansiedad. 

“He pensado muchas veces que la gente no tiene consideración con nuestra salud mental. He visto muchos vídeos de deportistas viniéndose abajo en una sala de prensa tras perder un partido, algo que también me ha pasado a mí”.

”La verdad es que he sufrido largos periodos de depresión desde el US Open de 2018”.

Osaka terminó su comunicado anunciando que se aleja de las pistas durante una temporada y animando a las organizaciones involucradas en el tenis a discutir sobre estos temas. Ahora, la presión ha vuelto a poder con la “llama inspiradora” de los Juegos de Tokio

 

 

PROFESIONALISMO

La competición a nivel profesional y de alto rendimiento suele causar trastornos a niveles muy elevados a nivel psicológico. Esta es una de las razones por lo que muchos atletas no expresan sus emociones y pensamientos a profesionales. 

Cualquier deporte a nivel profesional está expuesto a nivel social para proporcionar resultados y beneficios socio-económicos. Pero no nos percatamos del efecto que causa el estar expuesto a niveles extremos. 

La relación entre la mente y el cuerpo es un pilar fundamental para obtener un rendimiento productivo. Cualquier factor externo a este puede influir en un desequilibrio mental para el deportista. Conllevando así, como consecuencia, a problemas de salud mental como hemos podido comprobar. 

Es por esta razón, que debemos ser empáticos con nuestros deportistas, valorarlos y apoyarlos ante cualquier situación que ocurra, esto hará que el deportista se sienta valorado y querido, y no tenga que llegar a niveles extremos.

ESTRÉS

Una de las infinitas causas puede ser el estrés. El estrés puede conllevar al “síndrome sobre el entrenamiento”, es un trastorno que afecta al atleta directamente, debido a la exigencia, disciplina que conlleva la propia práctica deportiva. Esta situación puede conllevar a un estrés constante de “debo hacerlo bien”, “tengo que exigirme más” “no me sale esto”, “¿seré capaz de conseguirlo?” 

El poder el énfasis en realizar las tareas que conlleva su entrenamiento, hace que su mente no desconecte en ningún momento, llevando así a acumular un estrés sobre su propio ámbito. Esto debe cambiar, el deportista debe tener su espacio, su ámbito social y realizar otras tareas que hagan que su mente esté despejada para poder rendir mejor en su propia práctica. Si esto no se realiza, su cuerpo y mente puede llevar a lo que se conoce como “ el síndrome del bajo rendimiento” donde el atleta pierde el interés por realizar su entrenamiento y el interés por conseguir los objetivos propuestos.

 

¿Cuál es el objetivo realmente en el deporte de alta competición? 

El objetivo principal para cualquier deportista es ganar, esto conlleva a una exigencia, estrés y presión ante la competición. Para llegar a este fin, la constancia, sacrificio, esfuerzo y la habilidad juegan un papel muy importante.Los siguientes objetivos son mejorar la confianza en uno mismo, mejorar la resistencia mental y física, mejorar tu técnica y estrategias de juego y por supuesto, sentirse cómodo y ser feliz con lo que se hace fuera y dentro de la pista. 

 

¿Cómo podemos eliminar esta percepción de los entrenadores e instituciones y ayudar más a los atletas con problemas psicológicos?

Haciendo mucho uso de la pedagogía para mejorar la salud mental dentro de la competición. Los agentes educativos y psicológicos tenemos que concienciar a la nueva generación de entrenadores a tener una visión más generalista sobre el rendimiento deportivo para no crear tanta frustración, estrés, ansiedad o trastornos alimenticios a los deportistas. 

 

¿Por qué los deportistas llegan a estos extremos?

Esto sucede porque no damos la importancia que merece a los especialistas para que controlen, hagan un seguimiento pedagógico sobre la salud mental de los deportistas. Se deja de lado, lo que el deportista siente, piensa o muestra en el día a día. Al atleta se le debe motivar, valorar, y concienciar de lo que es el fracaso sin darle la espalda cuando pierde o tiene un mal día. 

Los especialistas deportivos, podemos prevenir problemas de salud mental, realizando sesiones de gestión de emociones, respiratorias, habilidades cognitivas y conductuales etc. Debemos concienciar que acudir a un especialista no solo ayuda a mejorar tu rendimiento deportivo, somos profesionales que ayudan a mejorar tanto a nivel pedagógico como psicológico para ser felices y amar lo que uno hace, sabiendo siempre “para qué hago esto” “por qué hago esto” y “qué quiero conseguir con esto”.

 

AUTORA NATIVIDAD LÓPEZ

pedaresisport
info@pedaresisport.es
No Comments

Post A Comment