PedaResi Sport | Toma de Decisiones
16267
post-template-default,single,single-post,postid-16267,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Toma de Decisiones

Toma de Decisiones

Hola a todos y a todas, soy Natividad López Díaz quiero contaros mi historia. Muchos me conoceréis como la chica tenista, o simplemente como la persona, Nati López. Tras haber pasado varios años vengo a contar qué ha sido de mi y donde me sitúo actualmente hablando siempre deportivamente.

Cuando eres un niño o niña las responsabilidades son remotamente pequeñas. Nuestra única preocupación es tener que jugar, reír, llorar, y disfrutar. Deseamos ser mayores, tener una vida estable, el trabajo de nuestros sueños y tener a alguien al lado que nos quiera. Planeamos nuestra vida como si de un juego se tratase. Todo es tan bonito y tan afable. Conforme vamos creciendo te das cuenta que no todo es tan divertido como parece: te enfrentas a los estudios, a tener que trabajar en cosas que no quieres o no te gustan y en casos muy extremos cuidar a alguien simplemente por circunstancias de la vida. Todo lo que teníamos pensando de pequeño/a se acaba de convertir en otra cosa diferente. Tu camino ha cambiado por completo y no tienes claro que tienes que hacer. 

Por otro lado, la vida va presentando oportunidades que tienes que decidir si tirar hacia delante o dejarlas pasar. ¿Quién te ayuda a tomar dichas decisiones? La respuesta que vayas a coger, ¿te asegura el éxito? Son cosas que no puedes saber hasta que no arriesgas y lo haces. 

MI VIDA DEPORTIVA 

Quiero contar mi experiencia sobre el deporte. El deporte me ha dado tanto, que muchas veces me he planteado el peso, dentro de mi balanza, de las cosas positivas y de las negativas. Y si realmente pesaban más las positivas. A día de hoy, estoy segura que mi camino ha tenido que ser este y no otro, porque mi respuesta así lo decidió. 

Mi vida tenística empezó a los 7 años cuando un entrenador vio algo en mí. Decidió apostar y enseñarme. Mi familia pensaba que estaba loco al pensar que su hija con tan poca edad podría hacer algo con este deporte. Efectivamente a los 9 años me proclamé campeona de Málaga en benjamín. A los 10 subcampeona de Andalucía. Las edades posteriores me hicieron crecer como deportista y ganar torneos de altos niveles tanto a niveles nacionales como internacionales. Estuve en lo más alto a nivel andaluz y español. Pudiendo así viajar internacionalmente y seguir ganando prestigio. 

Vivía por y para el tenis. Tuve que dejar a mis amigos, celebraciones, y otros eventos. Esto cualquier deportista lo sabe bien. Estaba 24h en un club metida y, a veces, iba al colegio. Mis compañeros cuando iba a clase decían » ha venido nati» con tonos sarcásticos. El colegio e institutos estaban al corriente de mi situación y se portaron bastante bien conmigo. Cosa que agradezco muchísimo. De hecho tuve y tengo profesores que me ayudaron mucho en mi carrera deportiva y académica. Puedo decir qué  a día de hoy sigo en contacto con ellos. 

MOMENTOS DIFÍCILES

Cuando jugaba a un nivel alto me tocó vivir un año intenso de dietas, deporte y objetivos. Hice 4º Eso de forma telemática, sin poder asistir a clases. Obviamente fue muy complicado para mí. Siempre fui una chica responsable con mis estudios y nunca pensé qué hacer 4° de ESO online iba a suponer repetir el curso.

La semana que tenía que hacer exámenes finales me encontraba en Portugal haciendo una gira bastante buena, no pude asistir a los exámenes, eso hizo qué mi cabeza no estuviera en otros asuntos. En la gira de Portugal gané un partido que me colocaba en fase final de previa de un 15 mil (explicación de qué es). La siguiente ronda me tocó una argentina posicionada 250 del mundo y tras un 6-1 4-2 arriba en el marcador no supe manejar la situación y se me vino encima. Perdiendo así 7-6 tercero. Esa derrota fue dura a nivel psicológico,  personal y físico. 

CAMPEONATO ESPAÑA CADETE

Tras esta gira tenía que ir al Campeonato de España Cadete, del cual iba FAVORITA en el cuadro individual.  Mi entrenador y compañeros del club me decían: “tienes que ganar es tu año”. Yo misma me presionaba: Tienes qué ganar ese torneo. 

El torneo se celebró en Gandía (Valencia). Perdí en cuartos de finales con la chica que ganó el torneo. La presión social que tenía era muy grande. Entrenadores me llamaban preguntando que me había ocurrido, mi entrenador igual, fue una mala experiencia. Os podéis imaginar el momento de estrés y confusión que yo tenía estando sola. De ese torneo debía coger un bus dirección Pamplona para el Campeonato de España junior, por supuesto todo esto sin pasar por mi casa.

MI PROPIA DECISIÓN

Decidí tras lo que había ocurrido no ir, pensando en el gasto económico y de recursos que le iba a suponer a mi familia. Me encontraba sin motivación para rendir a mi 100%. Decidí coger un bus dirección Fuengirola y tener una conversación con mi entrenador.  Mi intención, por necesidad, era bajar el ritmo de vida que tenía al menos un par de semanas o lo qué necesitara para aprender y gestionar estas situaciones dentro de mi cabeza. Tras dicha conversación mi vida cambió por completo llevándome hasta donde estoy ahora. 

Tras este hecho: deje el tenis profesionalmente. Fue una etapa muy dura para mi. Esa conversación fue un punto de inflexión del cual no salí bien parada: mi vida tomó un giro drástico llevándome así a estar casi un año en mi casa encerrada, pasando por un trastorno de depresión. No es fácil llevar casi 12 años con una persona que lo ha sido todo para ti. Pero a día de hoy le deseo lo mejor y creo que está en su mejor momento como entrenador.

MIS DECISIONES ACTUALES

Deje el tenis profesionalmente pero no personalmente. Sigo entrenando, jugando torneos y beneficiándome de ellos. Pudiendo así, irme a Alemania a jugar equipos por varios años consecutivos y poder trabajar de ello. 

Actualmente estoy en 4°de carrera sin saber que me depara el futuro. Esto puede aterrarme, pero a la vez me crea adrenalina para continuar construyendo mi camino. No sé dónde estaré dentro de 5 o 10 años, solo sé que hay que vivir el presente y dejar que la vida te sorprenda.


Echando la vista atrás, tendría que haber acabado la carrera hace un año y ahora mismo estaría terminando un máster. Pero si miro 6 años atrás, mi vida estaría en EEUU compaginando los estudios con el deporte que me apasiona. Mi decisión fue no irme, y es una decisión que por circunstancias no puedo contar.  Tenía todo a mi favor: familia, alto nivel deportivo, una beca 100% y personas que creían en mí. Pero me faltaba lo más importante:

Motivación y menos obligación

La situación en la que me encontraba pocas personas lo saben. Estuve casi un año metida en casa pasando por un trastorno de depresión y esa mala racha hizo que no pudiera tomar decisiones tan importantes como elegir mi futuro. Solo tenía 15 años. Pero aún así, bajo mi temprana edad, tuve la madurez y el valor de tomar la decisión, sabiendo las consecuencias que conllevaba. Tras pensarlo bien y gracias a mi actual entrenador, más agentes externos que me ayudaron a salir del pozo tome la decisión de volver a estudiar y elegí formarme en Málaga. No me arrepiento. La vida me ha presentado momentos, y personas que jamás podría haber imaginado. He aprendido que la vida son etapas: 

Tienes que tomar las decisiones acorde a tu corazón y no a tu mente. 

La mente razona pero el corazón es el que siente. 

 

AUTORA NATIVIDAD LÓPEZ
pedaresisport
info@pedaresisport.es
No Comments

Post A Comment