PedaResi Sport | ¿Qué relación tiene la IE y el Deporte?
16137
post-template-default,single,single-post,postid-16137,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

¿Qué relación tiene la IE y el Deporte?

¿Qué relación tiene la IE y el Deporte?

Daniel Goleman, el escritor del famoso libro de Inteligencia emocional en el 1995, con el que consiguió popularizar este concepto, define la inteligencia emocional como la capacidad de las personas para conocer y controlar las emociones propias y ajenas.

Las personas tenemos dos tipos de mentes que influyen en nuestras vidas: la racional, con la que pensamos y la emocional con la que sentimos. Cuando hablamos de deporte, ambas mentes están presentes; es por ello que cuando lo emocional influye negativamente  en lo racional lleva a nuestros deportistas a tener un «secuestro emocional» que desencadena en ira, depresión y ansiedad. ¿Empezamos  a comprender la importancia de la inteligencia emocional en el deporte?

Goleman fundamenta que para tener éxito en nuestra vida, un 80% de influencia viene por parte de la inteligencia emocional y un 20% por el coeficiente intelectual. La inteligencia emocional es una habilidad que se aprende y trabaja.

Dentro de la Inteligencia Emocional hay cinco pilares fundamentales sobre los que nos podemos basar en los deportistas:

    1. La conciencia de uno mismo
    2. Control de las emociones
    3. Motivación
    4. Empatía
    5. Habilidades sociales

Desde estos pilares de la Inteligencia Emocional, Olga Cañizares complementa la importancia de conocer las diferentes  dimensiones  de una persona, son las siguientes:

    • Una dimensión espiritual: de esta se han encargado de cumplirla a lo largo de los años las religiones y las creencias de las personas.
    • Una dimensión mental: es la mente racional de la que hablamos anteriormente, la que se ha desarrollado a partir de nuestras culturas.
    • Una dimensión corporal: esta nos dice cómo nuestro cuerpo es capaz de darnos información, por cómo nos cuidemos, la alimentación que llevamos a cabo, etc.
    • Una dimensión emocional: es la menos entrenada, cualquier persona que la tuviera desarrollada era señal de debilidad, porque era capaz de sentir, como los estoicos, pero se ha comprobado cómo las emociones influyen en nuestra toma de decisiones y en nuestra vida cotidiana.

Una vez definida qué es la Inteligencia Emocional y sus diferentes componentes vamos a ver la relación que tiene con el deporte. La Inteligencia emocional empezó a verse en el mundo deportivo en el 2001, pero no fue hasta 2009 cuando se hizo notar y se reconoció la importancia de la inteligencia emocional en el mundo deportivo.

Se ha demostrado que el ejercicio físico produce en las personas efectos antidepresivos. Esto se debe a que las profesionales del deporte están sometidos/as a un alto rendimiento y numerosas presiones, que les generan estrés y ansiedad y es con esta práctica deportiva, con lo que aprenden a controlar sus emociones . Es decir, que para ser buen deportista hoy en día, no solo se debe estar bien físicamente sino también emocionalmente. La Inteligencia emocional a día de hoy, es imprescindible para el éxito en el rendimiento deportivo.

Diversas investigaciones han demostrado  que los y las deportistas tienen que tomar decisiones rápidas en las competiciones. Debido a este hecho tienen que conocer qué emoción está sintiendo, para que cuando aparezca puedan afrontarla y no les afecte. En los entrenamientos y partidos se genera también mucho estrés y ansiedad, por lo que conlleva a una alteración de la respiración, respuesta cardiovascular o muscular.

 

El conocimiento de uno mismo, la autorregulación de las emociones, la automotivación, las habilidades sociales y la empatía, son herramientas que todo deportista debe manejar para tener un buen rendimiento en el deporte que practiquen. Esto les llevará a conocer sus emociones, a buscar que es lo que les motiva, tener buenas relaciones con entrenadores, rivales y compañeros y compañeras de su equipo, y podrán empatizar con las situaciones que se les presenten.

Dicho esto, ya sabemos, que la inteligencia emocional tiene más influencia en el deporte de la que quizás pensábamos, pero… ¿Qué beneficios tiene realmente la inteligencia emocional en el deporte? Lo queremos resumir en los siguientes cuatro niveles, que ampliaremos en futuros artículos:

    • A nivel emocional: mejora el logro de los objetivos marcados, la competitividad, la identificación de valores tanto en el deporte como personal, el trabajo en equipo y la empatía, el control de los impulsos ante situaciones difíciles, y el reconocimiento de emociones negativas y cómo afrontarlas.
    • A nivel físico: ayuda a no obsesionarse con el deporte, a saber organizarse y tener momentos de descanso, llevar una gestión adecuada del tiempo y crear hábitos saludables.
    • A nivel social: mejora la relación con las personas de tu entorno, con el equipo, con los entrenadores, con los preparadores, fisioterapeutas, etc; y también es la vida cotidiana.
    • A nivel racional: ayuda a comprender y aprender cómo funciona el juego, aspectos técnicos y tácticos, para un mejor desarrollo del mismo.

El deporte o una actividad física diaria, nos ayudará a conocer y trabajar el control de nuestras emociones, ya que es beneficioso para mente y cuerpo, y a su vez, desarrollar hábitos de vida saludables. Durante este rompecabezas, si te falta una pieza, a lo largo del tiempo se hace notar, por ello lo mejor es empezar desde hoy mismo: evaluarte y planificar objetivos reales te ayudará a trabajar para reconocer tus emociones. La gestión de estas  emociones pueden ayudarte tanto a tu vida personal como deportiva.

Referencias

AUTORA MARÍA GARCÍA (FORMANDO EN EMOCIONES)
pedaresisport
info@pedaresisport.es
No Comments

Post A Comment