PedaResi Sport | Mindfulness en los #DeportesdeRaqueta
16511
post-template-default,single,single-post,postid-16511,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Mindfulness en los #DeportesdeRaqueta

Mindfulness en los #DeportesdeRaqueta

En los últimos años, el desarrollo de la psicología y pedagogía dentro del deporte ha ido cobrando un rol esencial en los deportistas de élite, puesto que cada vez ha sido mayor la conciencia de la necesidad de potenciar todas sus capacidades para lograr sus objetivos, y de cómo un equipo profesional puede incrementar su rendimiento a un nivel más alto. Al hablar de la mejora del rendimiento deportivo, normalmente se le ha ido dando más énfasis a las variables físicas, sin embargo, el factor mental es crucial.

Debido a esto, Mindfulness ha despertado un gran interés entre los profesionales que trabajamos en el deporte, ya que sus beneficios han contribuido a una clara mejoría mental  entre las personas deportistas que lo practican. Pero, ¿qué es concretamente Mindfulness? Mindfulness significa prestar atención plena al momento presente, es decir, enfocarnos en lo que está ocurriendo aquí y ahora, con la finalidad de mantener una consciencia plena en la actividad que estemos realizando, y así poder obtener el máximo rendimiento a nuestras habilidades. Muy conocido como Carpe Diem. Por ello, el factor mental y del aprendizaje son pilares  fundamentales para conseguir el objetivo planificado. 

En los deportes de raqueta, concretamente en tenis y pádel, las emociones que existen dentro de una pista son infinitas (entre las más conocidas como nervios, ansiedad, tensión…). Por tanto, es importante aceptar que esas emociones existen y que son necesarias para afrontar cualquier reto, aunque no siempre las sabemos gestionar para poder llegar a alcanzar un estado de calma y lucidez mental, ya que la mente tiende a generar de forma continuada toda clase de pensamientos, manteniendo una conversación constante en nuestra cabeza y haciendo que no estemos en el momento presente, privándonos así de disfrutar de una vida con más plenitud.

El Mindfulness trata de regular precisamente esas emociones en base al autoconocimiento, focalizándose en el presente, es decir, gestionando nuestros pensamientos de aquellos éxitos o errores que tuvimos en el pasado, y de aquellos miedos o inquietudes que nos vienen pensando en el futuro, consiguiendo así que la atención se centre en el aquí y ahora. Este método hace que exista una alta conexión entre el cuerpo y la mente, ya que cuando tu mente está preparada, tu cuerpo solo obedece. La persona deportista cuando sabe qué es lo que piensa y siente, su concentración aumentará de forma significativa. 

Para ello, deberemos antes medir qué debilidades y fortalezas solemos tener a nivel mental y cómo podemos trabajar y potenciar éstas últimas, aceptando que nuestras debilidades forman parte de uno/a misma, con la finalidad de transformarlas en las capacidades que deseamos alcanzar.

DEBILIDADES

Normalmente, cuando nos enfrentamos en una competición, vemos a nuestro oponente como si fuera nuestro enemigo, como una amenaza, cuando en realidad, es nuestra mente la que se convierte en nuestra peor enemiga en aquellos momentos de más tensión dentro de un partido. El hecho de decir “qué malo/a soy”, o “este partido será difícil”, estamos logrando de esta forma que nuestra mente nos domine con su persistente charla, llenándonos de miedos y frustraciones y sacando así lo peor de nosotros/as mismos/as.

 

En la práctica de mindfulness se consigue aprender que los pensamientos no te definen cómo realmente eres, ni a los demás, y tampoco predicen lo que va a pasar. Nuestro ego solo es el resultado de todas las creencias que tenemos y de nuestras experiencias pasadas, que no tienen nada que ver con la realidad del momento presente. Cada entrenamiento, cada partido, ocurre en un momento determinado y es diferente, por lo tanto, no debemos andar comparando por ejemplo el partido que hice la semana pasada con el que haremos hoy, puesto que entonces nos quedaremos anclados en algo que pasó en el pasado y no estaremos con nuestra atención en el momento presente.

Con mindfulness aprendemos a dejar de rumiar con todo lo que se nos pasa por la mente. No se trata de no pensar, puesto que esto es algo incontrolable, sino de observar con atención nuestros pensamientos sin juzgar, es decir, dejar de hablarnos a nosotros/as mismos/as de forma destructiva, e incluso dejar de valorar lo que hemos logrado. De esta forma, gestionamos los pensamientos dejándolos pasar y no nos dejamos llevar por nuestras emociones, aceptando que hay cosas que no se pueden evitar y que es normal que sucedan, como por ejemplo, fallar un golpe o perder un punto. La idea principal es afrontar con la mejor actitud posible los errores que podamos cometer durante un entrenamiento o un partido, adaptándonos a las distintas situaciones que se nos puedan presentar, para poder lograr así mejorar nuestras habilidades y cumplir con nuestro objetivo. 

FORTALEZAS

Todo/a deportista debe de tener un nivel óptimo de activación, esto quiere decir, que deberá de estar en un nivel en el que se encuentre ni en demasiada relajación, ni en demasiada tensión, por lo tanto, el hecho de permitirnos conocer nuestros propios pensamientos y emociones, nos permitirá entrenar nuestro estado anímico, consiguiendo así mantenernos en un estado de calma y de concentración, con la finalidad de lograr un rendimiento eficaz tanto a la hora de entrenar como cuando vamos a competir. 

Ante todo, debemos buscar la motivación intrínseca del jugador o de la jugadora. Esto es aquello que es creado por y para ti, el autoconocimiento, es decir, la parte intrapersonal. Por ello, todo el esfuerzo que hagamos por superar las dificultades, hará que recobremos la confianza que perdimos en un momento dado, consiguiendo lograr ya no solo jugar para competir, sino también jugar disfrutando del partido.

De esta forma, las siguientes preguntas podrán orientarnos para diseñar nuestro plan de acción: 

  • ¿Qué quiero conseguir? 
  • ¿Por qué quiero conseguirlo? 
  • ¿Para qué quiero conseguirlo? 

 

Las técnicas adecuadas para llegar a lograr con éxito nuestro reto en la pista de juego, son las que deberemos de aplicar si queremos alcanzar ese nivel óptimo de activación que necesitamos para estar con nuestras capacidades al máximo rendimiento posible. 

  • Prestar atención a la respiración.

Concentrarse en nuestra respiración será nuestro punto de anclaje para llevarnos       inmediatamente al momento presente. Para ello, podemos hacer unas cuantas respiraciones profundas cuando nos dispongamos a calentar, ya sea antes de comenzar un entrenamiento o un partido.  

  • Relajar el cuerpo.

Antes de iniciar el calentamiento para entrenar o jugar un partido de competición, es conveniente hacer un breve chequeo de tu cuerpo, para saber dónde podríamos localizar algunas tensiones que se han ido produciendo en el día. Se trata de sentir cómo está, siendo conscientes de nuestro cuerpo en ese momento. Realizar unos cuantos ejercicios de estiramiento después de este chequeo nos vendrá bien para relajar los músculos que estén en tensión.

  • Enfocar la atención.

Un buen enfoque atencional es observar cómo la pelota sale de la raqueta o de la pala de nuestro oponente, ya que de esta forma podremos darnos cuenta de la dirección que toma en la pista de juego, manteniendo así la concentración y aprendiendo a responder adecuadamente con el suficiente tiempo, en vez de reaccionar sin haber puesto tu foco de atención como referencia.

  • Tomar consciencia de la posición.

Centrar la atención en nuestra posición nos ayudará a volver a tomar consciencia de nuestro cuerpo, fijándonos si estamos bien posicionados cuando vamos a golpear, y sintiendo las sensaciones que nos produce jugar, consiguiendo así disfrutar y vivir el momento presente.

Una vez tengamos nuestra parte interna fortalecida, debemos buscar el apoyo externo, trabajando la motivación extrínseca, que es aquélla que proviene de un agente externo, ¿cómo?, mediante técnicas de respiración, relajación, meditación…, cuya consecuencia será alimentar y enriquecer la parte intrínseca del jugador o de la jugadora. Para ello, los agentes educativos forman una parte importante en el proceso de formación de la persona que practica o se dedica al deporte, ya que conocen y habilitan los conocimientos necesarios para que la persona deportista consiga los objetivos establecidos, teniendo en cuenta tanto sus debilidades como sus fortalezas y buscando la mejora continua para conseguir el objetivo final. 

 

AUTORAS NATI LÓPEZ Y SANDRA MERINO

pedaresisport
info@pedaresisport.es
No Comments

Post A Comment