PedaResi Sport | La Actitud marca la diferencia
16222
post-template-default,single,single-post,postid-16222,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

La Actitud marca la diferencia

La Actitud marca la diferencia

Durante mi carrera deportiva he podido vivenciar circunstancias, momentos, actitudes que en ese momento las normalizaba. Mientras va pasando el tiempo, te haces mayor, comprendes cosas que en su momento no le dabas respuesta y simplemente las dejabas pasar como si nada ocurriera.

Tenemos un alto grado de necesidad de causar efecto en algo o en alguien, ya sean por tus acciones, comentarios y, por supuesto, el lenguaje no verbal. Es algo innato que no podemos remediar. Solo habría que analizar con qué fin la causa es sinónimo de beneficio. Según investigaciones el 7 por ciento de la información se atribuye a las palabras, mientras que el 38 por ciento se atribuye a la voz (entonación, proyección, resonancia, tono, etc.) y el 55 por ciento al lenguaje corporal (gestos, posturas, movimiento de los ojos, respiración, etc.). Dando lugar a la conocida “regla 7%-38%-55%”. Con esto quiero reflejar, que no hace falta decir con palabras lo que con gestos o actitudes queremos transmitir. Es muy importante la actitud que disponemos para afrontar cualquier situación. 

Si nos damos cuenta estamos rodeados de personas, momentos, pensamientos, cosas tangibles e intangibles, sentimientos, conocimientos, sabiduría etc… Pero la persona que siempre recordaremos es la que nos marca, la que ha hecho efecto en nuestro corazón y mente. Esa persona que por su actitud marca la diferencia. No estoy hablando de una actitud buena o mala, simplemente de la palabra actitud. 

La actitud es todo en la vida, un 10% lo que te pasa, y un 90% el cómo reaccionas.

Cuando entramos en un bar y nos atiende un camarero o camarera, nos fijamos siempre en sí es simpático o simpática, el cómo nos habla, la amabilidad…no nos fijamos en sus dotes hosteleros. Claro está que todo influye, pero una parte siempre pesa más que la otra. 

Cuando el trato recibido ha sido excelente, saldremos de ese bar con un buen recuerdo sobre él. ¿No os pasa? Como he dicho antes, tendemos a marcar un ápice de recuerdo en alguien o algo. Por eso es tan importante la actitud con la que afrontas las cosas. 

Tras esta breve contextualización  la RAE define la actitud como la manera de estar alguien dispuesto a comportarse u obrar.

Siguiendo a otros autores como Allport, 1935, en Martín-Baró, (1988), considera la actitud como “‘un estado de disposición mental y nerviosa, organizado mediante la experiencia, que ejerce un influjo directivo dinámico en la respuesta del individuo a toda clase de objetos y situaciones”. 

Vamos a extrapolar el concepto de actitud al ámbito deportivo. Todo tiene correlación, da igual el lugar donde lo enfoques. Simplemente es traspasar ese concepto al lugar donde quieres que se halle. Gracias a mi bagaje deportivo he podido observar comportamientos, actitudes en diferentes formas y magnitudes, tanto a niveles psicológicos y pedagógicos impecables como a niveles bastantes mejorables.

Cuando era pequeña, mi nivel de competitividad era máxima y no me gustaba perder de ningún modo. A día de hoy sigo siendo competitiva, pero a niveles mucho menos avanzados, ya que he podido mejorar y darme cuenta lo que realmente merece la pena. Como seguía diciendo, cuando era pequeña, mi actitud ante la derrota o la pérdida de un punto inclusive era bastante nefasta, solo me daba golpes y golpes hasta que vi que la solución no era llorar y frustrarme por la situación. Los agentes externos a mí, veían que mi actitud no era la correcta y me intentaban comunicar lo que sucedía, pero eso no bastó, tuve que caerme mil veces para poder levantarme mil una. Quiero transmitir esta experiencia porque gracias a mi equipo externo y esos momentos soy la persona que soy a día de hoy. 

He aprendido que la actitud ante cualquier reto es la base de todos los problemas. ¿De qué nos sirve pensar o actuar de forma negativa ante un problema? ¿Realmente estar enfadados, decaídos y llorando va a hacer que el problema desaparezca? La respuesta es claramente no. 

Tampoco podemos vivir en un mundo donde todo es de color rosa, hay que ser realistas con lo que uno tiene y ser conscientes de las limitaciones, pero a su vez tenemos que tener presente nuestras fortalezas y virtudes, ya que eso va a hacer que nuestra actitud cambie.

Como profesional del Método Predi, me gustaría dejaros la siguiente herramienta que usamos en PedaResi Sport con nuestros deportistas: 

Ampliación del Foco

Esta herramientas se utiliza para afrontar una problemática y buscar una solución fuera del terreno de juego. Os recomendamos realizarla en un espacio cómodo para vosotros/as donde podéis concentraros. Cierra los ojos, céntrate en ti. Piensa en el problema que quieres solucionar y ve alejando la vista de él para ir buscando soluciones y agentes externos para afrontarlo. 

En mi experiencia personal el 80% de las veces que mi actitud ha sido positiva: alegre, aprendiendo de los fallos, buscando soluciones, pensando que las circunstancias de la pista (sol, viento, lluvia…) también afecta al contrario no solo a mí, he obtenido muy buenos resultados. Hay que replantearse mil cosas dentro de una pista, porque si tu pensamiento es positivo tu actitud, acciones y resultado se verán recompensadas.

Muy fácil decirlo, es cierto, pero todos y todas somos capaces de dar una mejor versión de nosotros mismos, siempre estará en nuestras manos el poder cambiar y afrontar el problema de una forma u otra. Es tu decisión tomarte las cosas de una manera que no influya en tu pensamiento o resultado. 

Tu eres el único o la única que toma las decisiones y puedes iniciar el cambio de tu actitud. 

 

AUTORA NATIVIDAD LÓPEZ
pedaresisport
info@pedaresisport.es
No Comments

Post A Comment