Pedaresistport | Historia de la Inteligencia Emocional
16102
post-template-default,single,single-post,postid-16102,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Historia de la Inteligencia Emocional

Historia de la Inteligencia Emocional

Su nacimiento lo situamos en los años noventa, donde se escribieron varios libros sobre esta temática, de los que muchos llegaron a ser best-seller, otros usados para el desarrollo académico y también existieron críticas. Finalmente, se afirmó que la Inteligencia Emocional podía ser medida como un conjunto de capacidades mentales que ayudan a los individuos a entender sus emociones y gestionarlas adecuadamente. 

Los y las deportistas tienen la necesidad de gestionar adecuadamente sus emociones durante su proceso de formación y competición. El rendimiento deportivo está relacionado con los estados emocionales que manifiesta una persona. Los deportistas que mejor gestionan sus emociones se dan en los deportes de contacto: las artes marciales, el boxeo, el kick boxing y el karate entre otros. Paralelamente en los deportes de altura y velocidad también se debe gestionar muy bien las emociones debido al pico de adrenalina y los impactos fisiológicos que sufren el cuerpo. En estos se requiere mucha preparación física, disciplina, seguridad en sí mismos a través del conocimiento de un método de defensa personal, que a su vez ayuda a descargar energías y hacer que la persona se sienta bien consigo misma.

¿Quiénes fueron los primeros en mencionar los conceptos relacionados con la inteligencia emocional? 

Fueron los estoicos de la antigua Grecia y Roma, estos perseguían la felicidad y la sabiduría prescindiendo de los bienes materiales. Veían la emoción como algo irracional, es decir, lo veían absurdo. Creían que las emociones eran demasiado impulsivas e impredecibles para aportar alguna utilidad al pensamiento, solo te distraían de tus obligaciones. 

En la antigua Grecia, se fundaron las Olimpiadas, en el 776 a.C, se trataba de una celebración en honor a Zeus, que era considerado padre de los dioses y de los hombres. Las Olimpiadas se celebraban cada cuatro años. Recibe este nombre por el periodo entre una celebración y otra. Las distintas ciudades de la antigua Grecia estaban enemistadas entre ellas, pero cuando llegaban las Olimpiadas se decretaba una tregua, y se reunían a todos los atletas de las ciudades griegas. Durante algunos años hubo un parón hasta que llegó Pierre Goubertin, que revivió los juegos Olímpicos y fundó el comité olímpico en 1894, los primeros juegos fueron en Atenas. Actualmente existen gran variedad de modalidades como juegos de invierno y los juegos paralímpicos, y cada cuatro años se celebran en distintas ciudades. 

En Grecia, se preparaba a los hombres para las guerras, y para ello era muy importante la práctica deportiva. Formaban a hombres de acción y los educaban. Los niños tenían una formación deportiva en secundaria, en ella se incluían juegos atléticos, carreras, lanzamiento de jabalina, lucha, boxeo, etc. Tenían la práctica deportiva como forma de vida.

Fue a partir del siglo XX, con el desarrollo de la psicología moderna, cuando las emociones empezaron a verse con buenos ojos, y algunos autores empezaron a darle forma a este concepto. En la década de los treinta, Robert Thorndike, un psicometrista y psicólogo educativo estadounidense, hablaba de que las personas pudieran tener una inteligencia social, para conocerse a sí mismas y de esta manera actuar consecuentemente sobre sus actos. 

En esta década, el deporte profesional adquiere cualidades sociales. Los y las deportistas empezaron a trabajar su entidad durante un periodo de historia muy complicado por el parón de los conflictos bélicos. Debido a esto, muchos deportistas tuvieron que sacrificar su entidad deportiva por la profesional.  

Todo eran especulaciones hasta que en los años ochenta nació de nuevo el interés por expandir la definición de inteligencia, fue entonces cuando Howard Gardner introduce  su concepto de inteligencias múltiples o también conocidas como habilidades. Eran ocho inteligencias múltiples que saco a partir de el estudio del desarrollo de habilidades en los niños y la forma en que se descomponen las diferentes capacidades en casos de daño cerebral. Estas son las siguientes:

  • Inteligencia lingüística: es en la que se utilizan ambos hemisferios del cerebro y es la que caracteriza a los escritores.
  • Inteligencia musical: conocida también como “el buen oído”, es uno de los talentos que tienen los grandes músicos, cantantes y bailarines. Esta debe ser estimulada para desarrollar su potencial.
  • Inteligencia lógico-matemática: en esta se hace uso del hemisferio lógico del cerebro y pueden dedicarse a las ciencias exactas.
  • Inteligencia espacial: la tienen las personas que pueden hacer un modelo mental en tres dimensiones del mundo o en su defecto extraer un fragmento de él.
  • Inteligencia corporal-kinestésica: las personas tienen la capacidad de utilizar su cuerpo para resolver problemas o realizar actividades.
  • Inteligencia intrapersonal: esta nos permite hacernos una imagen de nosotros mismos, entender nuestras necesidades y características, así como nuestras cualidades y defectos.
  • Inteligencia interpersonal: esta inteligencia nos permite entender a los demás
  • Inteligencia naturalista-pictórica: esta es utilizada para observar y estudiar la naturaleza.
Howard Gadner

Howard Gadner

Podemos afirmar, que los y las deportistas tienen más desarrollada la inteligencia o habilidad corporal- kinestésica, ya que tienen la capacidad de expresar lo que sienten, sus problemas u objetivos a través del cuerpo. El deporte en general ayuda a las personas a fomentar esta faceta fisiológica del cerebro.

Se dice que la suma de la inteligencia intrapersonal, que es la imagen de nosotros mismos y la interpersonal, que es la que nos permite entender a los demás, es la inteligencia emocional.

Otra fuente de desarrollo de la inteligencia emocional fue la psicología humanista, es la que se enfoca a la persona como centro de su aprendizaje, algunas de las frases nos deja esta son:

  • Cada persona experimenta de forma subjetiva, no hay una sola verdad.
  • La persona quiere y tiene la capacidad de desarrollar sus potencialidades.
  • La persona busca constantemente su sistema de valores y creencias.
  • La persona es valiosa por sí misma, constructiva y digna de confianza.

Para concluir diré, que cada deportista experimenta y aprende de forma subjetiva a través del entrenamiento de sus capacidades físicas y mentales, y a su vez desarrollar sus potencialidades, para estar seguros de sí mismos. 

Si continuamos con la historia de la inteligencia emocional, aparecieron Salovey y Mayer los cuales coincidieron con David Goleman, escritor y psicólogo, en una de sus conferencias académicas. Tras ello, Coleman en 1995 escribe su famoso libro el cual es usado por muchos profesionales y persona en su día a día.

En los próximos artículos hablaremos sobre diferentes herramientas que la Inteligencia Emocional puede proporcionar a cualquier tipo de deportista. 

AUTORA: MARÍA GARCÍA (FORMANDO EN EMOCIONES)

 

Referencias 

pedaresisport
info@pedaresisport.es
No Comments

Post A Comment