PedaResi Sport | Hacia una nueva mirada: El Dominio Psicológico en el Deporte
16380
post-template-default,single,single-post,postid-16380,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Hacia una nueva mirada: El Dominio Psicológico en el Deporte

Hacia una nueva mirada: El Dominio Psicológico en el Deporte

“El dominio físico te hará destacar, pero, es el dominio mental lo que te hará imparable.”

Este primer artículo trata de reflexionar sobre la importancia de la parte psicológica, tanto en el deporte competitivo y no formal, como en la actividad física. Me parece muy importante hacer esta relación en ese orden causal y concreto (psicología-deporte) porque, la mayoría de estudios muestran la importancia del deporte y la actividad física para el bienestar físico y mental de las personas, pero, no hablan tanto de la importancia del bienestar psicológico para el desarrollo, el mantenimiento y un buen mantenimiento del cuerpo en la actividad deportiva.  Por supuesto, ambas partes son muy importantes y además, el tema a tratar me parece muy necesario para tomar conciencia y empezar a potenciar no sólo la parte física, sino el dominio mental y su desarrollo.

 Como he mencionado, diversas investigaciones señalan la relación directa y fundamental entre actividad física, bienestar psicológico y bienestar físico, y la consecuente mejoría de la calidad de vida, dentro de una práctica regular orientada. Además, se muestra la relación directa entre la actividad física-deportiva y la generación de estados emocionales positivos vinculados al bienestar psicológico. Por lo tanto, la práctica del deporte y actividad física tiene indudables efectos positivos, como consecuencia de su práctica, entrenamiento físico, entorno social-deportivo y nutrición adecuada. Entonces, en última instancia, ¿dónde queda la parte psicológica?

Esta nueva mirada presenta investigaciones actuales donde se propicia el entrenamiento psicológico basado en reforzar el autocontrol de deportistas. El primer paso para lograr este autocontrol es el autoconocimiento. Por ello, lo importante en esta nueva perspectiva es centrarse en la parte más humana del/la deportista. Unificar el entrenamiento físico junto a las  habilidades de desarrollo personal, tanto en su identidad como persona y deportista, como en las competencias interpersonales. Esto quiere decir que, el desarrollo y la búsqueda de bienestar psicológico es crucial en la carrera deportiva y en el mantenimiento de su práctica exitosa, con objetivos desafiantes y claros. En este caso, tanto en el mundo deportivo profesional, como en el deporte no formal, una de las mejores formas de conseguir y mantener la actividad física y los resultados, es trabajar el desarrollo psicológico y mental para llegar al bienestar.

Extraida del Instagram @72Kilos

Este enfoque de Desarrollo Humano, no pone el énfasis “curas a corto plazo”, sino en intensificar el crecimiento a lo largo de la vida, el desarrollo personal y el rendimiento deportivo máximo. Por eso, es importante ayudar a los deportistas a manejar sus vidas para rendir de la mejor manera a nivel deportivo. 

PLANIFICACIÓN 

Una de las mejores estrategias para el desarrollo personal en este ámbito, sería promover la planificación personal y deportiva. Esta se centraría en establecer objetivos vitales y deportivos y guiar o enseñar procedimientos necesarios para alcanzarlos. 

IDENTIFICACIÓN DE OBSTÁCULOS

Es importante esta estrategia para alcanzar el objetivo y, consecuentemente, el desarrollo de habilidades eficaces de afrontamiento y solución de problemas como forma para superar esos obstáculos.

Algunas habilidades psicológicas que aparecen más desarrolladas en el dominio psicológico por parte de los/as deportistas son: el control de la concentración, el control de la activación, el uso de la visualización, la autoconfianza, la motivación, la utilización de imágenes mentales y el diálogo interno

No existen diferencias significativas en el perfil psicológico entre hombres y mujeres. Tampoco existen diferencias en las habilidades psicológicas en función de la experiencia en el deporte, pero parece que, a medida que van aumentando los años de experiencia deportiva, pueden aparecer algunos handicaps encontrados en el camino. Por ejemplo, se encuentran deficiencias en la motivación y en la concentración cuando han pasado más de 5 años de la experiencia deportiva. Disminuye la motivación de un/a deportista cuando considera que ya han obtenido grandes éxitos. La concentración y la atención también puede descender al repetir habilidades deportivas debido a la monotonía, lo cual perjudica el rendimiento del entrenamiento. Este hecho aumenta el cansancio, dolor y sufrimiento al tener un sobreesfuerzo físico. Todos estos hechos nos llevan a la importancia de trabajar la motivación del/la deportista: clarificar o potenciar el “para qué” o el “propósito” de esta práctica con el fin de promover tanto la motivación como sus objetivos, con el fin de conceder al deporte un papel crucial en la vida de las personas.

 La idea es indagar y profundizar las habilidades psicológicas, el potencial humano y su bienestar mental para conseguir una mirada más humana y más cercana a la salud integral de los/las deportistas. Atender a la subjetividad del/la deportista, a su significado y a su comprensión del mundo, junto a su estado de salud mental, permitirá centrarnos y adentrarnos en la persona y en su “yo” más íntimo, a  nivel de autoconocimiento, reflexión, identidad y capacidad de crecimiento personal.

 Además de centrarnos y atender a los procesos mentales, una categoría que no podemos olvidar es la parte sociodemográfica: las relaciones positivas con otras personas y el dominio del entorno. En la medida en la que estos agentes externos influyen en el bienestar psicológico de la persona. En este aspecto, tanto la psicología del deporte como la práctica de actividad física, otorgan un valor fundamental al entorno, su influencia y su relación con los/las deportistas.

 Para concluir: la importancia de la parte psicológica y su dominio en el mundo del deporte es tan importante como el entrenamiento físico. La idea es fortalecer y enriquecer el bienestar psicológico y el dominio mental, tanto en aspectos sociales, como individuales, apoyando a el/la deportista en su desarrollo y crecimiento personal.

 Si una persona se encuentra funcionando óptimamente desde el punto de vista físico, psicológico y social, tendrá más posibilidades de sentirse bien consigo misma y alcanzar la felicidad. La felicidad es el sentimiento que acompaña a comportamientos en una dirección consistente con el desarrollo verdadero del potencial:

 “Conseguir la verdadera felicidad como actitud, no como estado de satisfacción pasajera,

sino como el conjunto de una vida lograda”.  

                                                                 

AUTORA ROCÍO ESTÉBANEZ
pedaresisport
info@pedaresisport.es
No Comments

Post A Comment