PedaResi Sport | Factores de Riesgo y Protección #DeporteparalaInclusión
16567
post-template-default,single,single-post,postid-16567,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Factores de Riesgo y Protección #DeporteparalaInclusión

Factores de Riesgo y Protección #DeporteparalaInclusión

Como segundo artículo de mi proyecto basado en el deporte como herramienta inclusiva, os dejo una descripción detallada de los distintos factores que intervienen en la vulnerabilidad de los individuos y por otro lado, algunas herramientas tanto personales, como contextuales que permiten al individuo reforzarse ante la vulnerabilidad.

Considero que todo ser vivo está condicionado por sus influencias externas o elementos extrínsecos como la escuela, cultura, comunidad, colectivo social, familia, equipo de fútbol y por sus capacidades e influencias positivas o negativas personales que le definen como ser, le proporcionan una identidad. 

Desde diferentes fuentes de estudio, se propone clasificar los factores en: factores individuales, factores familiares, factores ligados al grupo de pares, factores escolares. 

Haciendo referencia al primer tipo de factor de riesgo, se atiende a los factores individuales. Se relacionan con capacidades o discapacidades físicas, cognitivas, sociales, en algunos casos genéticas y en otros casos, generados durante el crecimiento del ser que influyen en la evolución y desarrollo de la persona. 

En segundo lugar, los factores familiares influyen en las relaciones o nexos que se producen entre los miembros que constituyen la familia. Entre los factores familiares más importantes, destacamos estilos parentales coercitivos y autoritarios que utilizan la fuerza o la superioridad como medio de educación. 

Desde los factores ligados al grupo de pares se definen por ser importantes en todo  proceso de interacción con los demás podemos encontrar situaciones que nos lleven hacia situaciones que generen una vulnerabilidad en el individuo. Algunos ejemplos podrían ser la delincuencia, el consumo de psicoactivos, la ludopatía entre los jóvenes. 

Por último, en cuanto a los factores escolares, se hace referencia al colegio como un pilar fundamental en el aprendizaje, desarrollo y formación de los niños/as y jóvenes. 

Algunos ejemplos podrían ser el fracaso o absentismo escolar, disponibilidad limitada de recursos humanos y didácticos, descontento del niño, asistencia a escuelas deficientes por falta de recursos humanos o didácticos.

Los factores individuales pertenecen al ser a su identidad, a las vivencias o experiencias vividas, es algo interno en la persona y a la manera de resolver esas experiencias. En cambio, los factores familiares, los factores ligados al grupo de pares y los factores escolares pertenecen a estructuras externas al ser que afectan a su potencialidad, capacidad o vulnerabilidad.

Una vez definidos los factores de riesgo, hay que destacar o nombrar los factores de protección, los cuales vienen definidos o aclarados como las influencias que “modifican, mejoran o alteran la respuesta de una persona a algún riesgo que predispone a un resultado no adaptativo”. “Una misma variable puede actuar como factor de riesgo o de protección, según las circunstancias del contexto”.

Los factores protectores se pueden clasificar en dos categorías según su naturaleza: factores personales y factores ambientales.

Respecto al primer grupo o categoría (personales) encontramos como factores protectores, las competencias sociales y emocionales del individuo, desglosadas en términos como las habilidades socio-personales, habilidades de resolución de situaciones o problemas.

El grupo de los factores protectores ambientales, desde una visión de vulnerabilidad y situaciones desfavorables,  se engloban en los siguientes bloques:  

  • El comportamiento y modelo por parte de familiares o personas significativas para el niño/a, 
  • Estructuras organizadas y jerarquizadas según criterios claros y conformes a la importancia del niño/a,
  • Responsabilidad por parte de los familiares hacia la educación, formación y desarrollo personal, social y competencial del niño/a.
  • Acceso a recursos o ambientes cercanos al niño dónde se sienta protegido y querido por los que le rodean.

 

En el siguiente artículo veremos la etapa evolutiva de la adolescencia como un factor de riesgo determinante en la vida de las personas, ya que, se caracteriza por ser un periodo en el cual, el menor está en constante búsqueda de su identidad y donde nuestro cuerpo está manifestando una gran cantidad de alteraciones en diversos sentidos. Estos cambios pueden afectar considerablemente a nuestras relaciones, nuestro estado emocional, rendimiento académico, actitudes agresivas, etc. 

AUTOR PABLO PELLICER

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Strudel y Puentes Neuman, 2000, citado en Hein, A., 2004, p. 232.

Coie et al., 1993; Doll y Lyon, 1998; Dryfoos, 1997; Durlak, 1998; Graczyk, 2000. 

Rutter, 1985, citado en Kotliarenco, Cáceres y Fontecilla, 2003.

pedaresisport
info@pedaresisport.es
No Comments

Post A Comment