PedaResi Sport | Entrevista Judith Rolo #EducardesdelaBase
16440
post-template-default,single,single-post,postid-16440,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Entrevista Judith Rolo #EducardesdelaBase

Entrevista Judith Rolo #EducardesdelaBase

Tenemos la suerte de contar con Judit como madrina de nuestra sección: Educar desde la base. Judit es deportista con discapacidad y compite en natación adaptada. Su estilo favorito es la mariposa, y como ella siempre dice, le gusta mariposear por la vida.

Ha ganado dos medallas en el Campeonato Mundial de Natación Adaptada de 2017. Y, cinco medallas en el Campeonato Europeo de Natación Adaptada en 2016 y 2018. Además, consiguió dos diplomas en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016.

¿Cuándo y cómo te iniciaste en el deporte?, ¿Por qué la natación?

No profesionalmente, pero con el deporte empecé desde los tres años. Desde pequeña los médicos le recomendaron a mi madre que realizase algún deporte, pues, para mi “enfermedad”, la hipocondroplasia (la cual no considero una enfermedad, aunque medicamente se diga así) que consiste en tener los huesos más cortos de lo normal, es recomendable realizar algún tipo de deporte para que, cuando llegase a la mayoría de crecimiento, pudiese realizarme una operación que te alarga los huesos. Esta operación es muy complicada y dolorosa, y si, al llegar el momento, quería hacérmela, tenía estar en buena forma y en buen estado de salud.

Por eso, mi madre decidió apuntarme a un deporte completo, que trabajase todas las partes del cuerpo, como es la natación. Cuando terminé de crecer, decidí no operarme, porque estaba a gusto conmigo misma y con mi estatura, me gusta ver el mundo desde esta perspectiva, aunque sí seguí nadando.

Cuando tenía 20 años, mi entrenador actual, Guada, me vió nadar, le gustó mucho como lo hacía y me habló del deporte adaptado. Desde entonces me metí en este mundillo y hasta ahora, fue un amor a primera vista.

 ¿Qué opinas del deporte paralímpico?

Pienso que, el deporte es una herramienta indispensable para que la sociedad tome consciencia de que una persona con discapacidad puede conseguir todo lo que se proponga.

Pero, claro, cualquier atleta tanto olímpico como paralímpico, que quiera llegar a la élite tiene que esforzarse. No por tener una discapacidad se me da ventaja. Yo sé que soy un ejemplo para muchos, pero quiero transmitir que no soy una campeona por tener una discapacidad y practicar deporte, si no, porque día a día me esfuerzo y soy una campeona cuando consigo ganar, como cualquier otro deportista.

¿Cuáles son los valores que el deporte te ha inculcado?

La natación me ha dado muchos valores, tanto sociales como personales. El respeto, la amistad, la cooperación, la convivencia, la autodisciplina, la diversión, la humildad, … Son tantos valores, y no puedo encontrar ninguno malo. Todos ellos me han hecho aprender. Podría decir que el deporte te enseña los valores de la vida.

No son los mismos valores cuando te dedicas profesionalmente a un deporte, pues estos pasan a ser más disciplinados, pero, la diversión siempre debe estar presente. Son muchas horas de sacrificio y entrega y si no disfrutas con lo que estás haciendo llega un punto que no puedes ser feliz.

En mi caso, la natación profesional es muy sacrificada, pero me da muchas cosas, y disfruto mucho tanto entrenando como compitiendo.

¿Cuáles han sido tu mejor y tu peor momento en tu carrera como deportista?

“Mi peor momento como deportista fue cuando lo dejé y el mejor momento cuando volví”

Sobre 2014 se me hizo una mochila muy pesada, sentía que no disfrutaba con los entrenamientos, no estaba a gusto conmigo misma a la hora de nadar, y decidí dejarlo durante un año, para así, ver qué me estaba pasando. No sabía si era que ya no me gustaba nadar porque ya no estaba disfrutando como antes. Necesitaba desconectar. Se me acumularon muchas cosas y me agobié.

 Sin embargo, cuando lo dejé, lo echaba muchísimo de menos. Todo, a mi entrenador, mis compañeros/as, la sensación de tirarme al agua, nadar a mariposa, todo.

Después de un año volví, y esta fue la mejor decisión, ya que, la vuelta fue mejor que nunca, con más ganas y más intensidad.

En el deporte hay subidas y bajadas, no siempre estamos motivados. Pienso que, para estos momentos de bajón, es muy necesario un psicólogo deportivo, para que, alguien nos ayude de forma externa. En mi caso esta función la hacían mi madre y mi entrenador. Es muy importante trabajar y analizar las emociones que tenemos, porque nos influye en el rendimiento deportivo. Tanto cuando crees que no puedes más y quieres abandonar, como cuando te ha salido mal una competición.

¿Cómo fue tu experiencia en los Juegos Paralímpicos?

El hecho de estar en unos juegos es el mayor sueño para cualquier deportista, para mí fue una pasada de experiencia.

Yo recuerdo cuando llegué a Río de Janeiro, vi la piscina en la que iba a nadar dentro de un estadio, no podía creérmelo. El sacrificio y el esfuerzo merecieron la pena. Ya ganar o no la medalla era secundaria, porque había conseguido llegar hasta ahí. En el momento en el que te llamaban para ir a la piscina, todo el estadio retumbaba, y ese eco, hasta yo que soy bajita me crecía, nunca olvidaré esa sensación.

Además, la experiencia vivida con los compañeros. Yo tuve la suerte de ir con mi compañera Michael y con mi entrenador, y disfrutamos mucho en la villa con todos los demás. La gente era super amable con nosotros. A mi me encantó la experiencia y me gusta mucho compartirla.

¿Cómo llevas la preparación de cara a Tokio 2021?

Lo cierto es que está siendo complicada, especialmente con el tema del COVID. Yo estoy luchando por la mínima, que se me esta resistiendo un poco, pero pienso que quien la sigue la consigue, y si no, a seguir adelante, porque como siempre digo “las chicas son guerreras”. Mi entrenador y mi familia me están apoyando mucho, así que, a por ello.

¿Cuál es tu motivación a día de hoy?

Mi principal motivación es lo bien que me hace sentir entrenar. Los días de descanso echo de menos entrenar, parece masoquismo, pero es que me siento muy bien. Además, recibo tanto apoyo de las personas que me rodean, que eso me hace estar más motivada. Mi madre siempre me dice que luche por mis sueños y mi entrenador siempre está al pie del cañón para que consiga mis objetivos. El día a día es mi motivación principal, yo quiero llegar a Tokio, y yo lucho por ello.

 ¿Cuál es tu próximo objetivo?

Estoy centrada en conseguir la mínima para ir a lo Juegos de Tokio.

Para mí, Japón tiene algo especial, y aunque ya he tenido la oportunidad de competir allí, ojalá que el COVID nos deje celebrar los Juegos, porque Japón y su gente se merece que se celebren.

¿Cuál es el papel que juega la familia para los deportistas?

La familia es imprescindible. Desde pequeños la familia es la que te enseña todos los valores, incluidos los deportivos. En el deporte es muy importante la alimentación y el apoyo psicológico, siendo las familias las encargadas de ese apoyo.

 ¿Cuál jugó tu familia?

Para que te hagas una idea, yo tengo treinta años y siempre digo que mi madre es mi vida. Ella siempre ha sido mi apoyo fundamental, siempre ha estado ahí, en mi discapacidad, en el deporte y en lo personal. Yo soy una persona muy sensible, y ella me ha enseñado a levantarme cuando la vida te golpea.

Estoy eternamente agradecida porque tengo la suerte de que mi familia siempre está ahí. Mi madre siempre dice tú puedes, por un día que entrenes mal no quiere decir que tu semana vaya a ser mala, sigue ahí, levántate y lucha por lo que quieras conseguir. No siempre salen bien las cosas, pero debemos aprender que, en la vida no sale todo perfecto, hay tanto días buenos, como días malos, y debemos aprender de esos días malos.

Eres la madrina de esta nueva sección #EducardesdelaBase ¿Consideras importante inculcar el deporte a los más pequeños?

Considero que el deporte debería declararse actividad esencial y necesaria. Necesitamos el deporte en la vida, tanto en la salud física y mental.

Para los más pequeños, deben averiguar qué deporte les gusta a cada uno, cuál deporte les hace feliz. Hay que enseñarle a los niños y niñas que el deporte enseña valores, si ganas perfecto y si pierdes también. Para ellos, deporte debe ser un juego divertido y no debe ser competitivo., además, es necesario porque es una herramienta de crecimiento para todos.

He podido ver en muchas competiciones de iniciación, a los más pequeños salir llorando por la presión que se les impone, y se les olvida por completo el objetivo principal: divertirse y pasárselo bien.

Quiero añadir, la importancia de inculcar el deporte inclusivo desde la base. Hoy en día, hay más inclusión que exclusión, pero no está todo conseguido, debemos adaptar el deporte para que todos puedan participar y disfrutar de ello.

Para cerrar la entrevista, ¿un consejo para los/as deportistas?

En primer lugar, si queréis practicar algún deporte, practicar alguno que más llame la atención, el que más os guste, porque lo primero es disfrutar de lo que uno hace. Y, una vez encuentres ese deporte, márcate objetivos y lucha por ellos, supérate día a día y mira a ver hasta donde puedes llegar, siempre disfrutando y con disciplina.

AUTORA LAURA PÉREZ
pedaresisport
info@pedaresisport.es
No Comments

Post A Comment